viernes, 6 de enero de 2017

Venus La Universal Dido La Universal 2014




La referencia icono de la bodega de Falset que dirigen Sara Pérez y René Barbier armonizó de maravilla tras mi pertinente cata en copa, con una tarta de zanahoria, manufactura de mi prima Ainara Fuertes Mazo. Uno de esos golosos placeres pasteleros que cuando provienen de un obrador artesano adquieren aún más valor. Dido La Universal en su edición de añada 2014 está elaborado mediante una conjunción varietal de las castas garnacha, merlot, cabernet sauvignon y syrah, vinificación siguiéndo los cánones tradicionales y con una maduración que se realiza en depósitos de hormigón en una proporción del cuarenta por ciento y en barricas de madera de roble francés en la cantidad restante, prolongando la crianza durante nueve meses.
En copa parada ajusta un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos púrpura, óptica limpia y brillante, con la nariz marcada por nostalgias de fruta roja y negra en sazón, segunda instancia que incorpora recuerdos especiados y algún matiz tostado ligero, balsámicos y matorral, con  apreciable equilibrio aromático de fruta y madera.
Boca golosa, abre una buena traza de acidez, incorpora frescura en el avance, rítmico y sustancioso, afable en las formas, trago fácil pero con personalidad. Taninos maduros y afinados, avalado por una buena seña de persistencia y matizando en la retronasal descriptores más intensos en cuanto a fruta negra que los expresados en la fase olfativa. Cerezas, ciruelas rojas y negras, arándanos, arbustos y alguna hierba aromática, regaliz y aceitunas negras, pan de higo y guiños especiados de pimienta.
Alcance y llegada, lo califico en su añada 2014 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario