martes, 10 de enero de 2017

Sierra de Toloño Blanco Viura 2015.



Sandra Bravo y su vino representativo de la perla blanca de Rioja, la viura.
Del pasado diecisiete de marzo de 2016 data mi crónica de cata del vino tinto tempranillo de esta misma mujer enólogo, con aprendizaje sobre el terreno en tierras de Burdeos, Chianti, California y el Priorat catalán y resolución personal en su Rioja.
Este Sierra de Toloño blanco en edición de añada 2015 se elabora con uvas de la casta viura recolectadas a mano en cepas localizadas a seiscientos cincuenta metros en los términos municipales de Labastida y Rivas de Tereso, bajo la influencia del viento norte de la Sierra Cantabria. Suelos de composición calcáreo arcillosa, exposición norte sur y edad media de las cepas de cuarenta años, con un rendimiento en campo de cuarenta hectolitros por hectárea.
Maceración y prensado suave, decantado a baja temperatura y crianza sobre lías durante un periodo de tres meses, en condición paritaria al cincuenta por ciento depósitos de acero inoxidable y cincuenta porcentual en barricas de madera de roble francés.
Una excelente viura que en copa parada pincela un cromatismo amarillo pajizo brillante con reflejos verdosos, nariz que esgrime recuerdos de fruta cítrica y blanca, ciruelas claudia, pera y membrillo, con algunos guiños florales blancos, pu erh tea, balsámicos que recrean hinojos, guiños anisados, prologación untuosa ligera con memorias cremosas y cierto apunte herbal que redondea la fragancia. Buena complejidad en una viura que se muestra franca y que se expande con las influencias del roble francés, pero sin resultar estas grandilocuentes en exceso. La fruta siempre en primer plano de protagonismo. Boca golosa, con buena traza de acidez, describe frescura en el avance, salinidad y un punto sugerente de amargor muy balsámico, con señas grasas y envolventes, alcance, llegada y persistencia. Expresa un punto cítrico muy sabroso que evidencia la condición de la fruta madre, junto al estupendo lecho untuoso fruto de la influencia sutil de la madera.
Retronasal que habla de limón y manzana golden, ciruelas claudia en sazón y las amables pera y membrillo en avance, con anisados y ese té de Yunnan ya mencionado en la fase aromática, despliegue en el epílogo de retornos salinos y herbales.
Lo califico en esta añada 2015 entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Imprescindible para los amantes de la viura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario