jueves, 26 de enero de 2017

Finca Allende Allende 2009.





Miguel Angel De Gregorio, vitivinicultor, genio y figura. Este Allende, tinto monovarietal de la casta tempranillo responde con creces a un genérico de Rioja con perfil de crianza y alma de fruta. Con una maduración de catorce meses en barricas de madera de roble francés, la capacidad de luminosidad y pureza que transmite una copa del Allende 2009 es directamente proporcional al equilibrio que desprende durante su cata. Viveza, nervio y estructura, desplegando en copa parada un cromatismo apicotado de notable intensidad, con reflejos grana, asomando en la cercanía olfativa nostalgias de fruta roja madura, especiados dulces y un centro balsámico que abre una posterior compuerta desde la que nacen evocaciones de fragancia a cacao, finalizando con un tono muy sugerente de mina de lapicero. Boca jugosa desde el arranque, aporta en el paso buen gesto de acidez, frescura, con una estupenda balanza fruta madera, muy buen destello de concentración frutal, pincelando unos taninos maduros y afinados, franca seña varietal de persistencia. Mantiene un ritmo expresivo digno de elogio, y apuntala en la fase retronasal sensaciones que evocan cerezas y ciruelas rojas, vainilla y regaliz, con los tostados abriendo frutos secos, cacao y un epílogo en donde se conjuntan mineralidad salina y recuerdos de grafito. Lo califico en esta añada 2009 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario