sábado, 3 de diciembre de 2016

Laurence Alias & Pascale Choime Les Closeries des Moussis Virevolte 2015.




Virevolte en su edición de añada 2015 es un Vin de France limpio, seductor, cargado de personalidad y luz propia, que encandila por la frescura de la fruta que lo envuelve, que empapa el paladar de ciento y una sensaciones relacionadas con la franqueza varietal de la merlot, trasladando a quien esto redacta al mundo imaginario en donde conviven lozanía y elegancia, a través del descorche de una de las dos mil ochocientas botellas que completan su producción total.
Viñedos en conversión a cultivo ecológico, con un rendimiento de cincuenta hectolitros por hectárea, y tras la vendimia, con la uva ya en bodega, proceso de maceración de quince días y una maduración en cubas que se prolonga durante cinco meses. No se aplican clarificación ó filtrados, ni sulfitos añadidos.
Fue embotellado durante la primavera del presente año 2016.
Un pequeño trabajo vitivinicultor del Médoc que se presenta en copa parada y tras el descorche con un cromatismo apicotado de muy buena intensidad, con reflejos violáceos, nariz que en los primeros segundos plantea una cierta timidez de la fruta, aunque a medida que proceso a la aireación los pétalos frutales y florales se abren con brillo y longitud. Hay recuerdos de ciruelas rojas y negras, cerezas, grosellas, con una segunda instancia poblada por evocaciones de pétalos florales rojos, balsámicos de regaliz y un guiño tostado y especiado que aparece dejando estelas torrefactas y de vainilla. En todo momento el alma de la fragancia es frutal, con una elegante juventud que con el recurso adicional de los testigos procedentes de la influencia de la madera, se plantea emocionante, vibrante. Complejidad equilibrada. La boca arranca intensa, con la fruta y el punto de acidez abrazando boca y paladar, siempre con buena balanza de fruta, protagonista plena, y madera. Taninos golosos y pulidos, la frescura rebosante. Franca seña de persistencia, con la retronasal que insiste en recuerdos de fruta roja y negra en sazón, carnosa, algunas flores rojas y una ligera brisa de violetas, eje balsámico de regaliz y el señuelo torrefacto ya descrito en la fase aromática, que deja escapar un tono especiado dulce menos marcado.
Finaliza con explosión de fruta y con una hermosa sensación de sapidez.
Lo califico en esta añada 2015 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario