lunes, 5 de diciembre de 2016

Ferré i Catasús Gall Negre 2013.




Desde Masía Gustems en el paraje barcelonés de La Granada llega este vino tinto monovarietal de la casta merlot, que los hermanos del vino defienden en el mercado, siguiendo una filosofía elaboradora propia que bien puede representarse con esta conclusión : ¨Nos apasiona y amamos esta manera de vivir que nos identifica y nos hace sentir afortunados. Trabajamos la tierra arraigados con nuestro entorno". Uvas de la varietal merlot que el dominio vendimia en sus propiedades de Corral d´en Rafeques y Cal Escudé, y que en este Gall Negre recrean un producto final muy estimable, amplio en fruta, equilibrado e intenso. Vendimia manual a la que sigue una mesa de selección cuando la fruta llega a las instalaciones de la bodega. La crianza se realiza en barricas de madera de roble, aunque por deseo expreso del enólogo no se dan a conocer tipos ni duración.
En copa parada exhibe un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos púrpura, deslizando en nariz recuerdos de fruta roja y negra en sazón, herbales suaves en segunda instancia, guiño vegetal muy en clave varietal y algunos tostados cafeteros en la retaguardia del perfume, que suceden a un eje balsámico.
La boca abre con orgullo, con una potencia sabrosa, uno de esos vinos que van abriendo puertas, alcanzando el punto más elevado cuando han pasado unos cuantos minutos desde el primer servicio, tras del descorche. Hay buena traza de acidez, frescura y sensaciones grasas, envolvencia, sapidez y unos taninos marcados y golosos. Leve astringencia que en todo caso no me resulta molesta, alzando una franca seña de persistencia y en la retronasal evocadoras notas de ciruelas rojas y negras, cerezas, pimiento y hierbas aromáticas, estilizada memoria balsámica de regaliz y hacia el final un notable gesto torrefacto, granos de café.
Lo califico en esta añada 2013 entre recomendable y muy recomendable.
Evolucionará y ustedes y yo lo veremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario