miércoles, 7 de diciembre de 2016

Domaine Boissezon Guiraud Les Cerises 2015.




Cuando la pretensión tiene éxito todos salimos gozando y ganando. Les Cerises de Domaine Boissezon Guiraud en su edición de añada 2015 se presenta como un vino tinto amable, fresco, en el que la marca de fruta se extiende durante la cata con absoluta limpieza y profundidad. Conjunción varietal de las catas syrah, garnacha, carignan y cinsault, fruta procedente de viñas en propiedad asentadas en suelos de pizarra parda, habituales en la zona francesa de Roquebrun, localizados a una altitud media de ciento cincuenta metros. Influencia mediterránea, con una vinificación que se inicia mediante despalillado, suave prensado y fermentación alcohólica bajo control de temperatura en depósitos de acero inoxidable, battonage y permanencia breve sobre lías.
En copa parada exhibe un cromatismo apicotado de notable intensidad, con reflejos violáceos, desliza en nariz recuerdos plenos de cerezas, fresas, piel de naranja en avance de confitura, algunas flores en segunda instancia, motivos silvestres y campestres, eje balsámico y final en donde la fruta se extiende con elegancia y distinción. La boca abre golosa, buen avance de frescura, media alta acidez, equilibrio y toque de envolvencia, sabroso, con unos taninos jugosos y unos buenos créditos de persistencia. La retronasal esgrime nostalgias de frutos rojos, con la seña varietal de la garnacha enfocada en recuerdos de fruta cítrica naranja, algunas evocaciones de madreselva, té y boj, siempre la fruta enmarcada en primer plano, centro balsámico de regaliz y en el final un sugerente matiz de sapidez, que prolonga sus sensaciones de cata.
Lo califico en esta añada 2015 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario