jueves, 1 de diciembre de 2016

Bodegas y Viñedos Dominio de Tares Baltos Mencía 2013.




Monovarietal de la casta mencía, elaborado por los responsables de enología de la bodega berciana Dominio de Tares, utilizando al efecto uvas vendimiadas en cepas que acreditan una edad media de cuarenta años, asentadas en una topografía de ondulaciones moderadas, a una altitud de seiscientos cincuenta metros sobre el nivel del mar. Suelos de composición arcillosa caliza, sobre lecho de pizarra, que reciben estiércol de oveja como único abono complementario.
Vendimia manual y mesa de selección, despalillado sin estrujar y fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable durante veintiocho días con uso de levadura natural y bajo control de temperatura. Tres remontados de veinte minutos al día y descubado por gravedad a barrica, en donde se lleva a cabo la fermentación maloláctica, con una siguiente maduración de cuatro meses en barricas usadas de roble francés y americano, de doscientos veinticinco litros. Tres trasiegos en luna menguante.
Embotellado y listo para ser disfrutado, presentando en copa parada un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos púrpura, asoman en la cercanía aromática recuerdos de fruta roja y negra en sazón, con algunas notas especiadas en segunda instancia que conducen hasta evocaciones silvestres y balsámicas. Hay apuntes de fragancia que recrean sensaciones de arbustos, hierbas aromáticas, dejando que sea siempre la fruta quien tome el mando del timón.
Boca golosa, bien equilibrada, con la punta de acidez comedida pero expresiva, frescura y envolvencia, amable en el paso, plantea cierta fluidez, aunque en el paladar resulta envolvente.
Taninos maduros y ligeramente marcados, buena persistencia varietal, deslizando en la vía retronasal apuntes de moras, cerezas y ciruelas negras, memoria de vainilla, regaliz balsámico y ese concepto que quiero definir como silvestre, de naturaleza, paseo primaveral y estival por el campo abierto.
Hay alcance y llegada. Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.
Muy buen equilibrio entre fruta y madera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario