viernes, 23 de diciembre de 2016

Bodegas Valdemar Finca del Marquesado Crianza 2013.





Siempre es un placer poder catar y al tiempo disfrutar de vinos como el presente, fruto de un sueño familiar y del trabajo esforzado de quienes generación tras generación buscan complacer a sus clientes con nuevas referencias dotadas a prori de una excepcionalidad incuestionable.
Cuando Jesús Martínez Bujanda, cabeza visible de la tercera generación de esta familia bodeguera descubrió y apostó por Finca del Marquesado, lo hizo con unos propios criterios de selección en el campo y con el paso del tiempo y tras el trabajo de cultivo de la generación siguiente, en el presente se lanza al mercado esta etiqueta, un vino tinto crianza de Bodegas Valdemar, en edición de añada 2013. Dotado de una singular elegancia, la quinta generación de los Martínez Bujanda, encabezada por Ana y Jesús, plantean en esta referencia una conjunción varietal, con base mayoritaria de la casta tempranillo, setenta porcentual, con aporte complementario de garnacha procedente de viñas viejas y un cinco por ciento testimonial de graciano. Ciento treinta y cinco hectáreas de viñas que acreditan una edad media de treinta años y que aportan al vino alma y corazón. Maduración de catorce meses en barricas de roble americano, ofreciendo en copa parada un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos púrpura y grana, asoma en nariz una fruta roja y negra en sazón, limpia y fresca, con especiados dulces e incipientes tostados, manteniendo un eje central de fragancia que evoca balsámicos y que junto a un guiño láctico menor completan un perfume equilibrado y muy en clave de Rioja. Apertura sabrosa en boca, despliega una golosa condición y una buena traza de acidez, con la frescura y una certera elegancia como señas de identidad en el avance. Taninos maduros y afinados, estupenda persistencia, acaricia el paladar. Retronasal que aporta evocaciones de cerezas, moras y ciruelas rojas y negras, vainilla y lácteos, con alguna brisa de coco, y el perímetro balsámico de regaliz que redondea el conjunto, llegando a un final en donde se recrea la sapidez.
Muy buena llegada al final de la cata, sostenido y apreciable.
Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario