martes, 13 de diciembre de 2016

Bodegas Bilbainas Viña Pomal Blanco 2015



Desde la añada 2012 no volvía a coincidir con esta etiqueta de Bodegas Bilbainas, el vino blanco Viña Pomal. Hoy traigo al blog la cosecha 2015, en una sabrosa versión de esta base mayoritaria de viura acompasada por un menor aporte de malvasía. Combinación climatológica en el viñedo del que se obtienen las uvas para la elaboración, con influencias atlánticas y mediterráneas, suelos aluviales, con canto rodado y composición franco limosa. Tras la vendimia, se procede en bodega mediante un despalillado que se complementa con una maceración, pieles presentes, que se prolonga durante seis horas, precediendo al prensado. Fermentado del mosto flor en barricas de madera nueva de roble francés y americano, cuatro meses de permanencia sobre lías en los mismos continentes, con removidos regulares.
En copa parada esgrime un cromatismo amarillo pálido y brillante, con reflejos acerados y ligeros verdosos de diferente intensidad. Nariz que apunta recuerdos de fruta cítrica suave, acompañada por  ostalgias de fruta blanca, algún esbozo de membrillo, petalos florales blancos y amarillos, clave central balsámica, eje anisado que se une a evocaciones de almendra tostada, vainilla y cremosidad procedentes del roble. Buena complejidad que se hace más evidente a medida que el contenido de la copa se va atemperando. Boca que muestra desde el inicio una buena seña de equilibrio, es la fruta quien manda pero la barrica y las lías aportan una elegante personalidad. Untuoso y sabroso, percibo buena persistencia, con la retronasal envíando memorias de pera y manzana, ciruelas claudia, membrillo y en segundo plano cruce de hinojo y lavanda. Traza botánica suave, con evocaciones de frutos secos tostados y guiño de crema.
Buen alcance final, lo califico en esta añada 2015 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario