domingo, 27 de noviembre de 2016

La Bodega de las Estrellas Dionisos Flor de Rocío 2015.




Mi agradecimiento una vez más a los responsables de esta bodega acogida a la denominación de origen Vino de la Tierra de Castilla, por su desinteresada y habitual colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de algunas muestras de sus referencias. Caté y escribí en entradas recientes del blog mis impresiones sobre el vino blanco de airén y viura en edición de añada 2015 y sobre el blanco de tempranillo relativo a idéntica cosecha. Dos vinos procedentes de fruta de cultivo ecológico, a los que hoy sumo este vino tinto, también de la vendimia 2015, un monovarietal de la casta syrah, maceración carbónica completada con la influencia de los ciclos lunares. Fruta procedente de Finca El Conuco, vendimia manual, segunda selección en bodega y maceración del grano entero. Fermentado alcohólico sin oxígeno que se prolonga durante diecisiete días y posterior filtrado ligero antes de embotellar en los primeros días del año siguiente.
En copa parada defiende un cromatismo apicotado con suaves reflejos violáceos, nariz afianzada en nostalgias de fruta roja y negra en sazón, con algunos matices silvestres y especiados y un centro de fragancia de carácter balsámico que le da prolongación.
Boca jugosa en el arranque, hay algunos tonos licorosos, pero es la personalidad frutal y silvestre la que acaba encaramándose, llegando al paladar con viveza y soltura. Media alta seña de acidez, buena persistencia. Los taninos se muestran suaves y afinados, con la retronasal enviando mensajes de cerezas, arándanos y ciruelas, regaliz, pimienta y algunos tonos que dejan memorias de arbustos primaverales. Buena llegada al fin de la cata.
Lo califico en esta añada 2015 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario