martes, 15 de noviembre de 2016

Domaine Les Roques de Cana Le Vin des Noces Rouge 2008.



Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega francesa, acogida a la apelación Cahors, por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de varias muestras de sus principales referencias. Hoy le toca el turno a este Le Vin des Noces en edición de añada 2008, un conjunción varietal con base mayoritaria de la casta malbec, complementada con un aporte menor de merlot , fruta vendimiada en viñas que acreditan una edad media superior a los veinte años. Terrenos de cultivo con composición arcillo calcárea, con una exposición cardinal sur, acreditando un rendimiento de veinte hectolitros por hectárea, en un total a disposición del dominio de treinta y nueve. Fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable, con una maceración prefermentativa en frío y pigeages con una regularidad de una a dos por jornada. Maceración final durante una quincena y crianza durante diez meses en depósitos de cemento.
En copa parada manifiesta un cromatismo apicotado de notable intensidad con reflejos púrpura y grana, deslizando en la proximidad aromática nostalgias de fruta negra y roja en sazón, con un suave tono floral que conduce con firmeza a un eje balsámico y algunos guiños silvestres.
No tiene demasiada complejidad aromática y sin embargo recrea con suficiencia las características de la malbec francesa, con ese impetú tánico y esa estructura sólida y plena de carácter.
Creo que es un vino del que disfrutar comiendo, delante de una buena y sugerente mesa, tal vez con un delirante asado en el plato.
Potente, armado, con músculo y nervio, abre en boca goloso, con descriptores frutales negros, oscuros, media alta traza de acidez, buena frescura y un atisbo de calidez, de pronto la fruta se muestra más confitada, más alcohólica, sin caer en despuntes excesivos. Vino que envuelve, que afirma una buena estructura y que en la tanicidad exhibe firmeza, pero tambien jugosas sensaciones.
Rock´n´Roll sinfónico, admirable persistencia, dejando en la retronasal memorias de ciruelas negras, cerezas, moras, suave golpe de confitura y licorosidad, flores violetas, arbustos, menta y regaliz, declinación final que se dirige a evocaciones de hojas de tabaco.
Uno de esos vinos que va de menos a más y que tras catar con paciencia, incluso en una segunda copa, califico entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario