martes, 22 de noviembre de 2016

Domaine de la Pépière La Pépie Cabernet Franc 2015.





Tiene fruta y se presume de ello. Así se define este vino tinto que con el apelativo La Pépie camina entre el simpático pollo blanco de la etiqueta y la expresión tener sed, buscando de un modo cómplice descorchar la botella. En efecto esta añada 2015 del vino que hoy ocupa el protagonismo del blog puede catalogarse dentro de esa selección de vinos que sirven para refrescar, no sé si para quitar la sed pero en todo caso sí para engalanar el paladar con la lozanía precisa.
Suelos rocosos graníticos en donde se asientan las viñas que facilitan a los responsables de este dominio vitivinícola del Loire la fruta de la casta cabernet franc, con la que se elabora el vino. Climatología que contribuye a poca presencia de agua en el campo, y cultivo con prácticas biodinámicas desde el año 2013.
Marc Olivier al frente de la bodega, con la utilización siempre de levaduras indígenas en sus elaboraciones, filtrados suaves y una identificación especial con la varietal muscadet, a la que un día decidió unir esta cabernet franc, plena y sin maquillajes.
Tras la vendimia manual se procede con una maceración de cuatro días, previa al inicio del fermentado alcohólico, finalizando con una maduración de cinco meses en depósitos de acero inoxidable. La uva Breton dando lugar a un vino sincero, fácil de beber, que expresa juventud y viveza, y que termina enamorando por cierta grandilocuencia que no da lugar a dudas, estamos delante de un vino dotado de propia personalidad.
En copa parada esgrime un cromatismo apicotado ligero con reflejos violáceos, nariz de gallarda simpleza y franca complejidad, fruta roja en sazón, algunos guiños silvestres y de hoja de tabaco, pimienta y balsámicos en el centro del perfume. Boca golosa, con un paso bañado de fluidez, amplio en la expresión de fruta, taninos suaves y afinados, con buena persistencia y media envolvencia. La fruta exige su lugar, llena el avance de viveza y golosas notas. Retronasal que habla de cerezas, fresas y frambuesas, pimienta y gesto de arbustos, regaliz y algunas flores, estas no tan marcadas.
Finaliza afable, con media alta sensación de sapidez y buena prolongación.
Lo califico en esta añada 2015 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario