miércoles, 9 de noviembre de 2016

Bodegas Ramón Bilbao Viñedos del Altura 2013.




http://almavinocuatre.blogspot.com.es/2013/11/bodegas-ramon-bilbao-vinedos-de-altura.html

Es probable que Viñedos de Altura no sea la referencia más conocida de Bodegas Ramón Bilbao. Y sin embargo es mi preferida. Podría esgrimir varios motivos para basar esta afirmación y sin embargo me basta con uno : el vino expresa una indudable personalidad, ese distintivo que convierte su cata en una diversión, añada tras añada, dando señas de las características diferenciadoras de cada cosecha. Algo que parece una perogrullada y que sin embargo no se cumple tantas veces como sería de rigor.
Condición varietal paritaria de tempranillo y garnacha, fruta vendimiada en viñas viejas localizadas en Villalba de Rioja y Tudelilla, buscando la conjunción de dos climatologías, la atlántica y la mediterránea, unidas para lograr ese efecto de excelencia del que hablaba al comienzo de esta entrada del blog. Elaboración individual de cada varietal, con mesas de selección durante la recepción de la uva en bodega, con fermentación alcohólica bajo control de temperatura, que tiene lugar en depósitos de acero inoxidable. Maloláctica en barricas de madera nueva de roble francés y maduración de quince meses en idénticos continentes.
Esta edición de añada 2013 aporta en copa parada un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos púrpura y grana, desliza en nariz recuerdos de fruta roja y negra en sazón, guiños de confitura ligeros que abren paso a notas de hierbas aromáticas y un eje balsámico, finalizando en un esbozo muy fino que deja evocaciones de bombón inglés. Amable complejidad en la fragancia, abriendo paso en boca a un arranque que desliza sensaciones golosas, media alta traza de acidez delineada con longitud y amabilidad, buena estructura y explosión de fruta cuando el vino llega al paladar. Viveza y cierta fluidez en el recorrido, afirmando unos taninos jugosos y maduros, buena seña de persistencia, no engaña en cuanto a su contenido varietal. La cata me describe con claridad la presencia de buena fruta de tempranillo y garnacha. Retronasal que habla de cerezas, moras y ciruelas, lejano guiño de confitura de naranja, sensaciones golosas, con una segunda instancia en la que aparecen jaras y tomillos, centro de regaliz y final que describe nostalgias de bombón inglés, ya recreadas en la fase olfativa. Lo califico en esta añada 2013 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario