viernes, 25 de noviembre de 2016

Bodegas Martínez Lacuesta Crianza 2012.




Una nueva edición de añada para otro de los clásicos de Rioja en mi blog, el vino tinto crianza de Martínez Lacuesta. En mis andanzas por Haro nunca falta una incursión en esta referencia de la bodega centenaria, y en esta oportunidad gracias al presente desinteresado de un buen amigo, he podido comprobar el estado de forma de la edición de vendimia 2012. Conjunción varietal de las castas tempranillo, base mayoritaria, graciano y mazuelo, que acredita una maduración de dieciocho meses en barricas de madera nueva y seminueva de roble americano, con un afinado adicional en botella de seis meses antes de su salida al mercado.
En copa parada afirma un cromatismo apicotado intenso con algunos reflejos grana, deslizando en cercanía aromática recuerdos de frutas rojas en sazón, algunos especiados dulces y tostados en segunda instancia que abren paso a un punto balsámico suave y a un final que deja nostalgias algo tímidas de cacao. Diría que se aproxima al concepto descriptor de bombón inglés, mint chocolate.
La entrada en boca resulta agradable, bien equilibrada, incluso afirmo que más que en añadas anteriores, resuelto en el avance, con buen despliegue de acidez, estructurado y con buena seña de envolvencia. Taninos maduros y afinados, sustancia una persistencia digna de elogio.
Retronasal que habla de cerezas y ciruelas rojas, vainilla y pimientas, evocaciones de frutos secos tostados y perímetro balsámico, regaliz, que se abraza a un guiño mentolado ligero y a descriptores finos de cacao.
Califico esta añada 2012 del vino tinto crianza de Martínez Lacuesta, como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario