viernes, 4 de noviembre de 2016

Bodegas Carlos Valero Heredad X Añada 2014.




Bajo el mando profesional enológico de Jorge Navascués, Bodegas Carlos Valero defiende en el mercado este monovarietal de la casta garnacha, acogido a la denominación de origen Cariñena, que sus responsables me han hecho llegar al objeto de mi cata y análisis personal.
Con cuatro meses de maduración en barricas de madera de roble, estamos delante de un vino que en su primer frontal, tras el descorche, plantea en copa parada un color apicotado de buena intensidad, con algunos reflejos púrpura ligeros, deslizando en la cercanía olfativa nostalgias de fruta roja y negra en sazón, fondo cremoso con algunos suaves ajustes tostados, buena dinámica en la fragancia, sin excesos de complejidad y tal vez con la madera nublando en algunos instantes la personalidad franca de la garnacha que le representa. No soy admirador de esta varietal sin motivo y personalmente me gusta que deje más claras sus señas identitarias. No es defecto ni queja, si reivindicación íntima.
Boca golosa desde el arranque, tiene una clave media alta de acidez, prende frescura, con el avance lleno de sensaciones frutales, que al final se ven acompañadas por un nudo de cremosidad, procedente de las influencias del roble que le sirve como base de maduración.
Taninos ligeros y pulidos, con sentido jugoso, buena persistencia, dejando en la vía retronasal nostalgias de cerezas y arándanos, con nota media ligeramente balsámica, más marcada que en la fase aromática, y prolongaciones lácticas y tostadas.
Llegada al final con notable empaque.
Lo califico en esta añada 2014 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario