jueves, 27 de octubre de 2016

Celler Jordi Miró Ennak 2015.




Mazuelo, garnacha tinta, tempranillo y merlot forman el alma de este vino apadrinado por el catalán Jordi Miró, director comercial de Vinícola del Priorat, que en este proyecto personal cuenta con la colaboración enológica de Ignasi Carsi. Tuve la suerte de coincidir años atrás con él, durante la celebración de una edición del salón Bizkai Vinos, en pleno centro de la villa de Bilbao.
Vino tinto que surge después de dos procesos de vinificado, uno para las uvas de tempranillo y merlot, el otro dedicado a la garnacha y la mazuelo. Las dos primeras varietales se vinifican en conjunto a baja temperatura, con remontado intenso durante las primeras veinticuatro horas y posteriores durante treinta minutos dos veces al día. El final del fermentado alcohólico se realiza sin las pieles, con prensa suave y maloláctica en depósito.
La garnacha y la mazuelo se vendimian y fermentan con las pieles, conjuntamente, prensado ligero y maloláctica en depósito. El coupage definitivo se realiza mediante cata.
En copa parada apunta un cromatismo apicotado de notable intensidad, con reflejos violáceos. Nariz profusa en recuerdos de fruta roja en sazón, algunas señas florales breves en segunda instancia y un fondo balsámico que redondea la fragancia. Suave en la entrada, la boca siente la fruta cercana, con buen despliegue de acidez, frescura en el avance. Fluidez y amabilidad, hay estructura y deja sello de una tanicidad madura y fina. Buena persistencia, golosa nota procedente de la garnacha, frescor de la mazuelo y empaque de la tempranillo y la merlot.
Retronal que enmarca nostalgias de cerezas, fresas y frambuesas, algunas notas de pétalos florales rojos y en el perímetro personalidad balsámica, regaliz.
Final con sapidez y buen alcance.
Uno de esos vinos de trago fácil que sin embargo expresan buena fruta y notable personalidad.
Lo califico en esta añada 2015 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario