jueves, 6 de octubre de 2016

Bodegas Carlos Valero Matarile Blanco 2015.




Agradezco a los responsables de esta bodega aragonesa su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de varias muestras de sus referencias presentes en el mercado. Comienzo con este vino blanco elaborado con una base varietal mayoritaria de la casta chardonnay, complementada con una proporción de uvas de gewürztraminer, acreditando en su proceso de vinificado, tras el despalillado inicial, un suave estrujado que precede al prensado neumático y a una maceración pelicular. Cinco horas después, comienza a fermentar el mosto en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura, Clarificado y estabilizado final, antes del embotellado.
En copa parada pincela un cromatismo amarillo pálido con reflejos verdosos y acerados, esbozando en la proximidad aromática nostalgias cítricas, de manzana verde, piña, jugando con los descriptores de frutas tropicales, lichis y mango, y abriendo a continuación una ventana ligeramente floral, rosas blancas. Balsámicos de fondo que se conjuntan con algunos finos tonos herbales. Hay un eje de cremosidad, mantequilla, poco perceptible pero presencial.
La boca expresa frescura en el arranque, buena traza de acidez, untuoso en el avance, con volumen y una apreciable persistencia. Vino con alcance y llegada, mantiene un buen equilibrio y finaliza, ya en la retronasal, con memorias frutales cítricas, fruta blanca y algún punto tropical, rosas blancas, arbustos y anisados, con ese fondo cremoso que le da profundidad y empaque.
Lo califico en esta añada 2015 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario