domingo, 18 de septiembre de 2016

Ermita del Conde Tempranillo 2011.




Muy cerca de los mil metros de altitud sobre el nivel del mar, con veinte hectáreas de viñedo en propiedad y con pluralidad en la composición del terreno donde se asientan las cepas, muchas de ellas centenarias, la bodega Ermita del Conde vendimia a mano las uvas de la casta tempranillo con las que se elabora este vino tinto monovarietal que he podido catar y degustar, como siempre con la paciencia debida. Bajo rendimiento en el campo, sin superar en caso alguno los dos mil kilogramos por hectárea. En bodega dos mesas de selección, maceración prefermentativa en frío e inicio posterior del fermentado alcohólico en depósitos de acero inoxidable, bajo control de temperatura. En función del origen de la fruta, varían el tiempo y número de remontados así como los periodos de maceración con las pieles, con una media de entre tres y cuatro semanas.
Paso posterior a barricas, con una proporción de madera de roble francés del ochenta por ciento, procesando la maloláctica y doce meses de maduración.
En copa parada pincela un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos violáceos y púrpura, asomando en su proximidad aromática nostalgias de fruta roja y negra maduras, ligeras notas especiadas dulces, con una continuidad balsámica y en el final alguna seña tostada suave. Hay un aire láctico breve en el centro de la fragancia que le aporta suavidad.
Fresco en boca, la memoria del catador enlaza con fruta de mata, despliega un buen tono de acidez, con buena estructura y envolvencia, equilibrado, siempre la fruta dirigiendo la acción, plasmando unos taninos sabroso y ligeramente marcados, punto de astringencia bien integrado. Persiste en buena medida, con la retronasal hablando de moras y cerezas, ciruelas rojas y negras, vainilla y cremosidad leve, balsámicos de regaliz y en el fondo una evocación tostada que le sirve de prolongación.
Lo califico en esta añada 2011 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario