martes, 20 de septiembre de 2016

Domaine Giachino Monfarina 2015.



Vino blanco seco monovarietal de la vitis vinifera jacquère, también conocida como roussette, originaria de la región francesa de la Savoie, idéntica en la apelación la indicación geográfica a la que pertenece esta referencia de Domaine Giachino. En la actualidad es una casta que también puede hallarse en plantaciones de viñedo de la denominación Condrieu, teniendo parentesco con la gouais blanc. Monfarina en edición de añada 2015 que está elaborado con fruta procedente de métodos de cultivo ecológico, con mínima proporción de sulfitos añadidos, sobre veinticuatro miligramos por litro, y acreditando el asentamiento de las cepas en terrenos de composición marna calcárea, en las inmediaciones de Mont Granier.
Vino que ofrece en copa parada un color amarillo pálido y brillante, con algunos reflejos acerados y verdosos, descubriendo en la proximidad aromática nostalgias de fruta cítrica, algun retazo de manzana verde y lichis, ciruelas claudia maduras, susurrando memorias florales y suaves herbales, y un fondo que aproxima evocaciones balsámicas y de sugerente mineralidad.
La boca abre rolliza, con la fruta bien marcada, despliega buena traza de acidez, armonía en el avance, proclama la presencia de una crianza ligera sobre lías, con una seña de untuosidad que resulta apacible y que hace que el paladar se sienta acariciado. Buena persistencia, tanto en la fase olfativa como en la gustativa me recuerda de algun modo a la viura de Rioja.
Fase retronasal que aporta recuerdos de limón y manzana, con algunos detalles menos marcados de fruta tropical, detalles de pétalos florales blancos y amarillos, algunas resinas y ortiga blanca, finalizando con un prolongado e identitario matiz que habla de roca húmeda.
Lo califico en esta añada 2015 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario