viernes, 16 de septiembre de 2016

Celler Gelamà Blanc Finca Descorbes 2015.




Una referencia más de las enviadas de modo desinteresado por el enólogo Roger Rius, cabeza visible de la bodega Celler Gelamà, acogida a la denominación de origen Empordá.
Agradezco que hombres y mujeres del vino, a veces poco conocidos en el presente pero con un futuro más que relevante y prometedor, a juzgar por el fruto de su trabajo y esfuerzo, colaboren con este espacio de divulgación de vinos y bodegas, ya que tal vez para ellos resulte un poco más costoso que para grandes bodegas.
Vino blanco monovarietal de la casta macabeu, surgido de una vendimia manual en cepas que acreditan una edad media de más de sesenta años, llegando la fruta a bodega y procediendo con una permanencia en frío durante veinticuatro horas seguida por un proceso de macerado de doce horas. Se inicia después la fermentación en barricas de madera de roble francés de trescientos litros.
El resultado es un vino amplio, con una estampa cromática que en copa parada pincela tonos amarillo pajizos con reflejos verdosos y acerados, nariz que asoma recuerdos francos de fruta cítrica y blanca, un guiño especiado muy ligero, balsámicos y flores blancas, dejando en el punto final de la fragancia evocaciones de arbusto y hierbas aromáticas. Tiene una sugerente complejidad que a medida que avanza la cata va ganando mayor empaque. El perfume va de menos a más.
La boca es sustanciosa desde el arranque, se notan las lías y los procesos de battonage, ya que junto a la traza de acidez longitudinal y viva, aparece un lecho untuoso y glicérico. Buena persistencia, el punto cítrico abre en la retronasal más espacios para manzana, ciruelas claudia, pera y membrillo, hay pétalos florales blancos y amarillos, balsámicos, anisados, y un fondo herbal que cierra la exposición y que prolonga su capacidad expresiva.
Califico esta añada 2015 del Finca Descorbes como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario