martes, 27 de septiembre de 2016

Bodega Benito Santos Mencía Tinto Joven 2014.




Bajo la responsabilidad enológica de José Antonio Porto y de la mano de esta bodega propietaria de tres viñedos, localizados dos de ellos junto a iglesias románicas, y el tercero, el buque insignia de Benito Santos, apodado El Viñedo de Xoan, perfilado con pie franco y acreditado con cepas de más de ochenta y cinco años; me llega este vino tinto joven, elaborado de modo monovarietal con uvas de la casta mencía, procedentes de fincas asentadas en suelos de composición granítica y pizarrosa. Las viñas de las que procede la fruta tienen más de veinticinco años de edad, plantas que testifican una vendimia manual. Tras la fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura, se lleva a buen término la maloláctica que sobreviene espontánea.
En copa parada pincela un cromatismo apicotado de notable intensidad, con reflejos violáceos y púrpura, despliega en la proximidad aromática recuerdos de fruta roja y negra maduras, dejando en el eje de la fragancia evocadoras notas balsámicas y algunos pétalos florales rojos.
No expresa demasiada complejidad, y en cualquier caso se muestra franco y con los testigos frutales siempre predominantes.
Boca golosa, suave en el avance, media traza de acidez, controlada y estilizada, hay lozanía en su evolución gustativa. Taninos maduros y afinados, con una persistencia en clave de buena intensidad. La retronasal habla de cerezas, fresas y arándanos, algunas rosas rojas, con el final pleno de sapidez y un centro balsámico muy suave, regaliz, que redondea el conjunto.
Lo califico en esta añada 2014 entre recomendable y muy recomendable.
Ante todo, hay que agradecer la existencia de vinos como el presente, que enarbolan la bandera de la sinceridad varietal y la identidad, por encima de otras conclusiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario