jueves, 4 de agosto de 2016

Viña Torreblanca Grimau Chardonnay 2015



Una muestra más de las enviadas por esta bodega del Alto Penedés al objeto de mi cata y análisis personal, circunstancia que aprovecho una vez más para agradecer a Montse Nicolás y a todo el equipo profesional y humano de este dominio vitivinícola catalán.
El vino blanco Grimau de la casta chardonnay en su edición de añada 2015 se elaboró con fruta vendimiada en la finca propiedad de la bodega situada en el término de Pujades.
En su proceso de vinificado se acredita una fermentación en barricas de madera nueva de roble francés Allier, durante un periodo de seis meses.
En copa parada exhibe un cromatismo amarillo con combinados tonos pajizos y dorados, deslizando en nariz y al principio con cierta timidez, recuerdos cítricos y de manzana, fondo balsámico que surge  delante de matices tostados, estos muy estilizados sin molestar los descriptores aromáticos procedentes de la fruta madre.
Abre en boca con señas golosas, media traza de acidez, hay un punto graso y untuoso que me resulta gratificante y sin embargo creo que debo pedirle mayor empaque en cuanto a pegada y alcance.
Hacia la parte final de la cata, su expresión se muestra algo distante, remolona.
Media persistencia con la retronasal enfocada a la fruta, con suavidad descubro evocaciones de limón y manzana, almendra con medio tostado y una memoria final que apunto como hinojo y alguna resina  que buscan prolongar su capacidad de expresión.
Salvando mi petición anterior, creo que esta añada 2015 y en lo que se refiere al contenido de esta botella se queda algo corta de profundidad, el vino es correcto y merece la calificación de recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario