martes, 16 de agosto de 2016

Dominio de Manciles Rosado 2015.




Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega acogida a la denominación de origen Arlanza, y afincada en el término municipal burgalés de Villalmanzo, por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de algunas muestras de sus principales referencias. Nacida en el año 2001 con estructura cooperativa, este vino rosado forma parte de la galería de vinos que Dominio de Manciles ofrece al consumidor final, elaborado con una conjunción varietal de las castas tempranillo y garnacha.
En copa parada afirma un cromatismo rosado de notable intensidad y brillo, con reflejos frambuesa y leves cobrizos, mostrando en nariz sensaciones que recuerdan a frutos rojos, cítricos suaves y un punto menor de fruta blanca con hueso. La fruta campea a sus anchas y se deja abrazar en los últimos instantes de la exhibición aromática por nostalgias balsámicas. Buen equilibrio en la fragancia, abriendo en boca destellos de golosas percusiones, frescura desplegada en el avance, con la traza de acidez bien delineada y formas amables en el progreso. Alcanza el paladar jugoso y con viveza, y se muestra con media fluidez pero con las señas procedentes de la fruta alzadas. Retronasal que envía evocaciones de cerezas, fresas de mata y melocotón de viña, incluyendo en el cesto de fruta un guiño de piel de naranja, y en el epílogo un sabroso tono que recuerda hinojo.
Lo califico en esta añada 2015 entre recomendable y muy recomendable.
Buena pareja, tempranillo y garnacha, en un vino que demuestra equilibrio y mucha fruta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario