viernes, 19 de agosto de 2016

Bodegas Zintzo Izena Vendimia Seleccionada 2015




Comienzo mostrando una vez más mi gratitud con la familia Martínez de Cañas por su excelente acogida durante mi pasada visita a la bodega que defienden en la localidad de Villabuena de Alava. Tras publicar mis impresiones sobre el vino blanco monovarietal de la casta viura referente a la edición de añada 2015 y sobre el vino tinto crianza relativo a la cosecha 2013, hoy traigo al blog mis reflexiones relacionadas con este Izena, vino tinto monovarietal de la casta tempranillo, fruta vendimiada de modo manual en fincas localizadas en Villabuena, con cepas que acreditan una edad media de más de sesenta años, orientadas al mediodía, situadas a una altitud de quinientos treinta metros sobre el nivel del mar y asentadas en suelos de composición arcillo calcárea.
Selección de la fruta en el campo, despalillado cuando la uva llega a bodega y un posterior proceso de maceración prefermentativa. Se prosigue con el inicio de la fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura, fase que se prolonga durante dieciocho jornadas.
No hay estabilización ni filtrados antes del embotellado.
En copa parada muestra un cromatismo apicotado de notable intensidad, reflejos violáceos, deslizando en su cercanía aromática nostalgias de fruta negra y roja en sazón, segundo plano que se inicia con recuerdos de flores violetas, fondo balsámico que redondea la fragancia de la fruta madre, empaque y franqueza varietal. Ya el perfume imprime un punto indudable de frescura, de lozanía, siendo el arranque en boca detallado con idénticos designios. Profundo y con trazas de longitud y concentración, exhibe una galante acidez y una sugestiva envolvencia. Hay ducha de fruta en el Izena, y el paladar lo agradece. Viveza, músculo, con los taninos finos y amables, la tempranillo se dibuja con orgullosa identidad.
Muy buena persistencia, la retronasal habla de recuerdos a moras y cerezas, algunos pétalos florales violeta y en el perímetro un sabroso apunte que aporta memorias balsámicas, regaliz.
Lo califico en esta añada 2015 entre muy recomendable y más que muy recomendable.
Orgullo varietal que cubre y emociona el paladar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario