domingo, 21 de agosto de 2016

Bodegas y Viñedos Pinuaga La Senda 2015




Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega de la denominación de origen Vino de la Tierra de Castilla, por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de algunas muestras de sus referencias principales. Tras comentar en entradas precedentes mis impresiones, tras preceptiva cata, sobre el Pinuaga Colección Tempranillo 2013 y el Pinuaga Nature Tempranillo 2014, hoy traigo al blog este La Senda, que en su cosecha 2015 responde a una conjunción varietal de uvas de la casta merlot vendimiados en la finca Parcela La Senda, dotada de suelos compuestos por arcillas calcáreas, localizada a una altitud media de ochocientos metros sobre el nivel del mar, métodos de cultivo ecológico con cubierta vegetal, con un veinte porcentual de fruta de la variedad tempranillo procedente de Parcela La Lastra, finca que acredita idéntica altitud y que se compone de un suelo arcilloso calcáreo con capa de cantos rodados en superficie y también con sistema ecológico de cultivo.
Tras la vendimia manual, se procede en bodega con una mesa de selección y un despalillado sin estrujado, al que sigue un encube en depósitos de acero inoxidable, donde permanece durante un periodo de entre diez y trece días, con maceraciones y tratamiento individual de cada casta. Ensamblaje cuando finaliza el fermentado y posterior maduración de doce meses sobre lías.
Vino gozoso, fresco desde el primer segundo, que plantea en copa parada un cromatismo apicotado de buena intensidad con reflejos violáceos, nariz que envía recuerdos de fruta negra y roja en sazón, algunos pétalos florales en segunda instancia, finalizando con notas que apuntan evocaciones mentoladas y de regaliz, fondo balsámico. Hay algunas inclusiones de fragancia silvestre que redondean el conjunto del perfume.
Boca golosa, con la fruta marcando el avance, buena traza de acidez, envolvencia y unos taninos sabrosos y ligeramente marcados, con una seña de persistencia de buen nivel.
La retronasal habla de cerezas, ciruelas rojas y moras, con violetas y algunas hierbas aromáticas que conducen el guión de la cata hacia un plano balsámico que sirve de sugerente prolongación.
Alcance y llegada al final.
Lo califico en esta edición de añada 2015 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario