jueves, 18 de agosto de 2016

Bodegas Gómez Cruzado Montes Obarenes Selección Terroir 2013.




No me cabe la menor duda de que algunos vinos tienen una admirable evolución en botella siempre y cuando sean adecuados a una guarda responsable. De hecho soy el primero que lo suele mencionar, disfrutando como un enano cuando tras un olvido más o menos premeditado, un día descorcho una botella y compruebo su espléndida progresión. Imperial satisfacción también con esas viejas añadas de Rioja que en varias ocasiones he traído a este blog tras su pertinente cata. Gracias a la amable atención de Casilda pude catar y degustar este vino blanco de Gómez Cruzado en su edición de añada 2013, elaborado con la voluntad de ser un vino de guarda y con la certera realidad de tener un presente escultural, prodigioso, con una redondez y una estructura dignas de aplauso y admiración. No dudo de la condición de vino de guarda del Montes Obarenes, pero si alguien es capaz de reservar a buen recaudo una de las dosmil novecientas cincuenta botellas editadas por David González y Juan Antonio Leza y esperar a que pase el tiempo sin perder los nervios, que me avise. Yo creo que sería incapaz. Estamos delante de una base mayoritaria de la casta viura, con menor aporte de uvas de tempranillo blanco, fruta vendimiada en parcelas cercanas a Haro, influenciadas por la afectiva proximidad de los Montes Obarenes. Suelos arcillosos calcáreos con cubierta superior de grava.
Tras la vendimia manual, y ya en bodega se procede con un proceso de vinificado que contempla fermentación alcohólica espontánea en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura, crianza posterior sobre lias que se prolonga durante un año en barricas de madera nueva de roble
francés, proporción del sesenta por ciento, con la incorporación de la parte restante en una maduración en huevos de hormigón. Se añade un afinado en botella de catorce meses antes de su definitiva salida al mercado.
En copa parada muestra un cromatismo amarillo dorado de bella intensidad, limpio y brillante, notas ópticas de media expresión glicérica, la nariz adivina desde el primer instante una buena carga de complejidad, uno de esos vinos que hay que dejar que se exprese con calma, dándole juego, recreándose en el borde de la copa y hacia la nariz.
Nace con nostalgias cítricas muy ligeras, amplificadas a pera y ciruelas claudia, recreando en melocotón de viña, esbozando un guiño de carne de membrillo y una brisa de confitura, adecuando en segundo plano recuerdos de flores blancas, tono especiado que converge con memorias silvestres y balsámicas, hinojos, brezo y retama, y dando un epílogo descriptor que seduce con una evocación de mineralidad, pedernal.
Emocionante en su fragancia, evoluciona en copa con elegancia e intensidad, al de pocos minutos tras una primera proximidad, ensancha aún más el empaque frutal y la magia balsámica y silvestre, enfocando los testigos aromáticos frutales con una golosa percepción que aventura la esencia propia de una bendita botrytis suave, en ningún caso protagonista principal del perfume.
La boca arranca con un espectáculo de equilibrio, volumen y estructura, me resulta redondo, vivaz, pleno, intenso y debo decirlo, también emotivo. Buena traza de acidez, frescura en el avance, untuoso y con un guiño glicérico que aporta longitud. Llega al paladar con envolvencia, explosiona con elegantes modos y emite una condición genial en lo que a persistencia se refiere. Lias y botrytis se alían para encandilar al catador, logrando en la fase retronasal recuerdos y nostalgias de manzana, tarta de limón, membrillo, pera y ciruelas claudia, pétalos florales blancos y amarillos, arbustos, descriptores especiados de pimienta y vainillas, hinojo, algún brote más tímido de frutos secos de
medio tostado, y en el epílogo de nuevo el sello de mineralidad que recuerda a roca.
Uno de esos vinos que jamás dejarías de catar, al que dedicarías horas, días y semanas.
Lo califico en esta añada 2013 como más que muy recomendable.
Como bien dijo la simpática Casilda, un vinazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario