jueves, 4 de agosto de 2016

Bodega Malvajio Malapipa Blanco 2015



De nuevo mi agradecimiento a Antonio Mérida Luque y su equipo profesional y humano por la colaboración desinteresada con este espacio de divulgación de la cultura del vino, mediando el envío de varias muestras de sus referencias principales. Hace pocos días publiqué en este blog mis impresiones sobre su vino rosado Malaje, en edición de añada 2015. Hoy le toca el turno a la referencia blanca de esta bodega familiar de Mijas, con una base varietal mayoritaria de la casta moscatel de Alejandría y con un porcentaje de verdejo del diez por ciento, que según palabras de su autor se incluyó para aumentar en alguna medida la acidez del vino y dotarle de la frescura que le falta a la moscatel. Vinificado en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura, es un gran vino blanco de esos que se disfrutan, más allá de su cata, en buena compañía con tertulia incluida. También con la satisfacción de saber que en plena Costa del Sol se elaboran vinos con tanto derroche de personalidad. En copa parada presenta un cromatismo amarillo pajizo brillante con reflejos dorados suaves, nariz que plantea desde el comienzo guiños de golosa condición frutal, hay recuerdos cítricos que se ven rodeados por notas aromáticas que evocan manzana y melocotón de viña, pera y alguna flores de blanco pétalo, con alguna nota herbal ligera, balsámicos y silvestres. Boca rotunda y bien plantada desde el comienzo, apunta ese recurso de jugosa acidez que prolonga su expresión gustativa, amable y con un guión lleno de memoranzas, complejo y goloso. Vino que estimula la sensibilidad receptiva de quién lo disfruta, con persistencia notable y un punto de untuosidad que le da empaque. Retronasal que habla de cítricos con aire confitado, manzana, fruta blanca con hueso, pera y ciruelas claudia, seña silvestre y perímetro balsámico que redondea el conjunto y le da continuidad. Lo califico en esta añada 2015 entre muy recomendable y más que muy recomendable. Una copa lleva a otra, así y en compañía, hasta vaciar la botella. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario