sábado, 27 de agosto de 2016

Agrícola Aubacs i Solans Sindicat La Figuera Vi Rosat 2015.




Proyecto de recuperación de la actividad vitivinicultora de La Figuera, con un vino rosado de la varietal garnacha que surge de la vendimia de frutos procedentes de viñas que acreditan una edad media de entre treinta y ochenta años. Proceso tradicional de vinificado, usando los lagares soterrados de cemento que en la década de los setenta ya eran empleados en las elaboraciones, en donde se lleva a cabo la crianza durante un periodo de ocho meses. Pasado y presente, emoción asegurada.
En copa parada describe un cromatismo rosa cobrizo con reflejos piel de cebolla y más tímidos asalmonados, limpieza y brillo. Nariz que proclama nostalgias de frutos rojos en sazón, matiz cítrico central en la fragancia que exhibe recuerdos de piel de naranja, prolongando a pétalos florales blancos y rojos, con un perímetro balsámico que motiva evocaciones de hinojo y algún guiño silvestre.
Buena complejidad y sensaciones de lozanía y de sabrosa fruta.
La boca abre con jugosa expresión, equilibrada acidez que desarrolla amplios matices de frescura, una racha de melosidad que abraza el paladar. Media alta nota de persistencia, y en la retronasal escenas de frutos rojos en sazón, cerezas y grosellas, con la piel cítrica de naranja levemente confitada y un retorno balsámico que junto a algunos gestos silvestres, hierbas aromáticas, dan profundidad y buena longitud al vino.
Un vi rosat del Montsant que en esta edición de cosecha 2015 merece la calificación de entre muy recomendable y más que muy recomendable.
¿Qué tendrá la garnacha que logra dar a los vinos rosados tanto empaque?.
Siempre lo digo, mis rosados favoritos, los monovarietales de garnacha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario