domingo, 3 de julio de 2016

Vino blanco espumoso de Basilio Izquierdo / Hondarribi Zuri Millésime 2006




Hoy en el blog una de esas maravillas que por necesidad de su elaboración suponen un lujo, un privilegio para quien tiene a su alcance una botella, destinada para la cata y por supuesto, el disfrute. Un tesoro de Basilio Izquierdo, quien contó para su manufactura con la asesoría pertinente del gran Alain Terrier, durante muchos años maestro de bodega y elaborados en la maison Laurent Perrier, en donde el champagne es religión.
Vino blanco espumoso elaborado de modo monovarietal con la casta Hondarribi Zuri, fruta vendimiada en una parcela de la localidad vizcaína de Gordexola, en lo que se identificaría como un millésime 2006. Tras su cosecha y el traspaso de uva a bodega, cumplió con un cuidado proceso de selección del grano, primera fermentación en depósito y aplicación del método champenoise, segunda fermentación en botella con el preceptivo añadido de levadura y licor de tiraje.
Para la apertura de esta botella, contamos con la colaboración, tal y como muestra una de las imágenes, de Leticia Chao, General Manager de La Marche Taiwan, empresa dedicada al comercio internacional de vino y alimentación, y referente asiático del sector. Basilio de maestro de ceremonias y la simpática Leticia con un sabrage certero, liberando el contenido de una botella para gozo del resto de los presentes.
En copa parada cromatismo amarillo pajizo brillante e intenso, con reflejos dorados incipientes y buen despliegue inicial de burbuja fina, nariz que envía recuerdos iniciales de manzana y cítricos, con una segunda nostalgia floral y un punto herbal suave que se alía con trazas balsámicas y un ligero tono evocador de salinidad. El punto aromático de la manzana, sin llegar a reflejar reineta horneada, si afirma cierta sensación de gallarda madurez, de fruta atemperada y con un equilibrado golpe de dulzor que redondea el conjunto, aportando melosidad.
Boca magnífica, sustanciosa, con una balanza aún jovial y portentosa, irradiando frescura en el avance, tocando la tecla de los guiños de una fruta alzada y de una envolvencia sugerente. Hay untuosidad pero es el virtuoso equilibrio presencial de la traza de acidez quien me hace gesticular y lanzar exclamaciones de júbilo.
Acredita una elegante sapidez y un compendio de flores blancas y sobre todo amarillas, que concentran en la retronasal, junto a las evocaciones de manzana y confitura de limón, un alma champenoise emocionante y con nervio.
Hay balsámicos y herbales, hay un punto de salinidad y sobre todo hay un vino en donde las burbujas son una divertida anécdota, un galante homenaje a nuestros vecinos franceses, por parte de un hombre, Basilio Izquierdo, que les tiene en alta estima.
Me cuenta Basilio que durante una visita a casa de su buena amiga Eugenia Puig, secretaria general de la denominación de origen Cava, tuvo a bien presentarle esta referencia artesanal, logrando una buena aclamación y como en mi caso, un sincero aplauso.
No estuvo en el mercado al alcance de cualquiera, sólo quedan doce botellas.
Lo califico entre muy recomendable y más que muy recomendable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario