martes, 12 de julio de 2016

Parató Vinícola Finca Renardes Negre 2013




Mi agradecimiento a la familia Elías por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de algunas muestras de sus principales referencias.
Comienzo mi andadura con este Finca Renardes Negre, en edición de añada 2013, una conjunción varietal de las castas tempranillo, base mayoritaria, con aportes menores de samsó y cabernet sauvignon. Tras la vendimia, con la fruta ya en bodega, se inician los procesos de maceración y fermentación alcohólica, realizados bajo control de temperatura, con tres remontados diarios y con las varietales manejadas de modo independiente. Finalizada esta fase, que se prolonga entre quince y dieciocho días, comienza la maduración en barricas de madera de roble francés, americano y húngaro, iniciada con posterioridad a la fermentación maloláctica y llevada a buen término durante cuatro meses.
En copa parada manifiesta un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos púrpura y grana, deslizando en la proximidad olfativa nostalgias de fruta roja ligeramente confitada, con especiados ligeros y ahumados, que abren el camino a retornos aromáticos balsámicos y silvestres. Tostados débiles y hoja de tabaco cierran el despliegue en nariz.
Boca gustosa, con paso de media fluidez, traza sabrosa de acidez, taninos golosos y pulidos. Hay una buena percepción en cuanto a la persistencia y en la retronasal insisten las nostalgias de cerezas y ciruelas rojas, tímida evocación de guindas licorosas, pimientas y matorral de monte bajo, dando en el epílogo descriptores tostados y un fondo en el que surgen insistentes recursos de tabaco.
Lo califico en esta añada 2013 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario