jueves, 28 de julio de 2016

Cava Vilarnau Gran Reserva Brut Nature Vintage 2009





Desde el año 1982 la bodega Vilarnau forma parte del grupo González Byass, colaborador habitual en este blog mediante el envío de muestras de sus referencias. Y en efecto, la entrada de hoy se corresponde con una de esas contribuciones realizadas en el pasado y que representa un rescate de botella, de esos que quien dirige este espacio divulgador de la cultura del vino, suele realizar. Dejé retirada esta botella en lugar de garantías, para comprobar como el paso del tiempo le hacía justicia. Y debo manifestar que su descorche, el pasado quince de julio del presente año, cumplió a la perfección con el objetivo. Magnífico, celestial, lleno de vigor y con una espectacular presencia que se corresponde con su etiqueta de gran reserva brut nature, correspondiente a la añada 2009. Bajo el estandarte histórico del mecenas de la iglesia de Santa María, Albert de Vilarnau, personaje ligado al devenir de esta bodega y a la viticultura de esta zona de Catalunya, estamos delante de un cava que resulta de una conjunción varietal de las castas macabeo, parellada, chardonnay y pinot noir, fruta que se vendimia en la zona de Espiells, localización más elevada y aireada de Sant Sadurní d´Anoia, viñas asentadas en suelos de composición con tres capas, arcillo limosa, cantos rodados y gravas, y la tercera de arena fina. Elaboración de las variedades por separado, con una primera fermentación bajo control de temperatura que se prolonga durante treinta días y que una vez terminada da lugar al coupage. Segunda fermentación en botella y más de treinta y seis meses de crianza. Tres gramos de azúcar residual por litro, amaneciendo en copa parada tras el descorche con un cromatismo amarillo dorado suave, buen despliegue de burbuja fina, persistente. En nariz asoman recuerdos cítricos y de fruta blanca con hueso, retornos de ciruelas claudia y membrillo, apuesta en segunda instancia por un ligero aroma de frutos secos tostados y pastelería, esta no muy marcada. Buena complejidad, sin rastros evolutivos pero con un perfume que deja sello de madurez. La boca abre profusa en cuanto a detalles frutales, frescura en el avance, con una longitudinal seña de acidez, envolvente y untuoso, aterciopela el paladar, pero al mismo tiempo demuestra viveza. Amable en las formas, buena fruta en el fondo, con señas amplias de persistencia. Retronasal que habla de melocotón, limón, membrillo y almendra tostada, balsámicos y tostados enmarcados en segundo plano, y en esta fase incluso un guiño floral. Emocionante en su expresividad final. Lo califico en esta vintage 2009, catada en Julio de 2016, entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario