domingo, 24 de julio de 2016

Bodegas Sonsierra Iporos Tempranillo 2005



Gracias al generoso aporte de mi buen amigo Jaime Arrieta, pude catar y degustar este Íporos, un vino de autor de la bodega cooperativa de la localidad de San Vicente de la Sonsierra, que en su edición de añada 2005 lleva en su alma una parte de uvas procedentes del viñedo que trabaja en propiedad quien desde tiempo inmemorial ha sido uno de mis más fieles compañeros de aventuras. Jaime quiso compartir con nosotros esta botella de un vino tinto de Rioja, genérico, que acredita una maduración de catorce meses en barricas de madera nueva de roble americano, con trasegados cada seis meses. Monovarietal de la casta tempranillo que se elabora con fruta de la Sonsierra riojana, viñas de más de treinta años.
En copa parada exhibe un cromatismo apicotado de buena intensidad, reflejos grana, con la nariz envuelta en recuerdos de fruta roja en sazón, una brisa leve de frutos negros, guiños de confitura, tostados y especiados que en un principio parecen destacar por encima de los retornos frutales, pero que con el paso de los minutos quedan rezagados dejando que la clave del tempranillo se exprese con buena intensidad. Hay balsámicos y una senda torrefacta que cierra la fragancia.
La boca abre con potencia, no sin cierta educada rusticidad, la acidez viva y prolongada, no disimula la varietal con la que el vino resplandece, con forma y fondo de vino de Rioja, taninos golosos y pulidos, se nota que es un vino que ha alcanzado la madurez pero que aún mantiene los buenos modos. Buena persistencia, la retronasal envía nostalgias de ciruelas rojas, cerezas licorosas, un guiño de mermelada de frutos negros, vainillas y pimienta, frutos secos tostados y regaliz balsámico. Finaliza con anchura y longitud.
Lo califico en esta añada 2005 entre recomendable y muy recomendable.
Buena fruta, Jaime.

No hay comentarios:

Publicar un comentario