jueves, 28 de julio de 2016

Bodega Malvajio Malaje Rosado Cosecha 2015





Mi gratitud hacia los responsables de esta pequeña bodega familiar localizada en el término municipal de Mijas, en plena Costa del Sol malagueña, por su desinteresada colaboración con este espacio de divulgación de la cultura del vino, mediando el envío de algunas muestras de sus principales referencias. Con la mano enológica de Antonio Mérida Luque, estamos delante de un vino rosado elaborado con una conjunción varietal de las castas syrah, mayoritaria, y cabernet sauvignon, con un menor aporte, casi testimonial, de moscatel de Alejandría. Tras la vendimia y la llegada del fruto a bodega, se procede con un despalillado y un prensado que precede al sangrado, sin contacto con los hollejos. Desfangado y comienzo de la fermentación alcohólica bajo control de temperatura.
Según palabras del propio Mérida, "prácticamente se elabora como un vino blanco, hemos pretendido elaborar un vino fácil de beber, con poca graduación alcohólica, pensando para el verano, y considero que además es una referencia perfecta para quienes busquen una iniciación en el mundo del vino".
En copa parada exhibe un cromatismo rosa cobrizo con reflejos piel de cebolla, buena intensidad, deslizando en la cercanía aromática recuerdos de frutos rojos y blancos con hueso, menores destellos florales y un fondo balsámico que redondea la fragancia. Sin excesiva complejidad, sus testigos aromáticos marcan en el primer servicio y tras el descorche alguna seña láctica que termina por desaparecer cuando el contenido de la copa se airea, con el paso de un par de minutos.
Boca que se inicia con la fruta marcando el compás, viveza en el avance, hay destellos que motivan nostalgias silvestres, con la traza de acidez esbelta y de media intensidad. Amable en el alcance del paladar, refresca con solvencia. Fluidez, con la retronasal hablando de evocaciones a cerezas, melocotón de viña y ciruelas rojas, pétalos florales de rosas rojas, finalizando en memorias balsámicas que apuntan hinojo y que prolongan su expresión. Tal vez sea se le pueda pedir un punto más alto de alcance en el final, pero en cualquier caso es un vino que habla de fruta y de personalidad. Lo califico en esta añada 2015 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario