viernes, 10 de junio de 2016

Tegobi, la cerveza protagonista.




En establecimientos como Tegobi, localizado en la calle Príncipe de Bilbao, a casi nadie se le pasa por la cabeza pedir algo que no guarde relación con lúpulo y malta, ya que no por simple casualidad Paul Salbidegoitia elabora una buena colección de cervezas artesanas que junto con otras propuestas en formato de botellín plantean buenos momentos de ocioso placer para aquellos clientes que disfruten con la espuma y las caricias del cereal. Allí me dirigí junto a Ibon Andraka y Gonzalo Ibáñez, director y profesor de la Escuela de Hostelería de Leioa, y guiado por Josemi Buisan, homebrewer durangués, para degustar una APA, que Paul elabora usando malta pale y lúpulos chinook, target y warrior, este último para matizar el dry hopping. Como resultado y en el vaso, una American Pale Ale que plantea cuarenta ibus, unidad internacional de amargor, y que genera un buen despliegue de frescura y suavidad. Cierto es que su punto aromático se recrea en nostalgias cítricas e incluso de algún fruto seco más distante, con notas de segundo plano que aventuran herbales e incluso florales, también estos segundos descriptores olfativos de menor marcaje, pero a mi juicio lo que destaca en esta elaboración de Salbidegoitia es el paso por boca, con buena triangulación de golosura, frescura y ese guiño final de amargor, que hace las delicias de quienes apreciamos los retornos gustativos influenciados por sales inorgánicas de peso molecular alto.
Para acompasar el buen paso de esta cerveza elegimos unos burritos con relleno de huevo, champiñón y espinaca, con golpe de curry, este bien equilibrado, con unas patatas fritas caseras de buena traza. En fin, que lo sepan mis lectores bilbaínos y vizcaínos, así como todos los que vayan por el bocho y aprecien la compañía de una buena cerveza para calmar sed y ansiedad, Tegobi tiene lo que buscan. Buena selección de cervezas, salchichas y hamburguesas, así como una buena oferta de sandwich y los ya mencionados burritos. Este antiguo alumno de la Escuela de Hostelería de Leioa, sabe lo que se hace. Y nosotros, allí estuvimos presentes, para acreditarlo. A veces, una buena cerveza artesana, se convierte en una buena camarada de culinarias aventuras. Y siempre, en buena compañía. Califico la American Pale Ale de Tegobi como muy recomendable. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario