miércoles, 29 de junio de 2016

Bodegas y Viñedos Roberik Abés Cosecha 2014




Mi agradecimiento a Sergio y Marta por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola, mediando el envío de esta muestra de su vino tinto, monovarietal de la casta tempranillo, bautizado con el término abés, y que en esta edición de añada 2014 plantea una fruta vendimiada en parcelas propiedad de la bodega, localizadas a una altitud de ochocientos cincuenta metros de altitud sobre el nivel del mar, acreditando cepas asentadas en suelos de composición arenosa con base calcárea arcillosa.
Con una maduración que se prolonga durante diez meses en barricas de madera de roble francés y americano, el Abés de Roberik manifiesta en copa parada un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos violáceos. Nariz profusa en aromas de fruta roja madura, con algunas notas al comienzo cerradas, que tras unos segundos de aireación terminan por desaparecer. Surge después una colección sugerente de recuerdos especiados y de hierbas aromáticas, hay guiños de ebanistería y tostados, estos con suavidad sin percutir en la fragancia. Atemperada la copa y oxigenado el vino, es la fruta quien se impone, dejando que la segunda instancia expresiva la acompañe, pero sin molestar.
Boca golosa, con sabrosa traza de acidez, los taninos amanecen maduros y pulidos, muestra firmeza pero también equilibrio. Añado que tras una racha de intensidad frutal, hay una marca de sutiliza que aventura nostalgias silvestres, especiadas, que redondean el conjunto y añaden a la vía retronasal una sugerente personalidad.
Cerezas y ciruelas rojas, pimientas y arbustos, tomillo y algún leve pulso balsámico, con prolongadas señas de sapidez y una tendencia a la redondez.
Lo califico en esta añada 2014 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario