miércoles, 18 de mayo de 2016

Rolland Galarreta Tempranillo Rioja 2011




Tercera referencia de las catadas durante mi reciente visita a la bodega Cosecheros de Labastida, en donde tuve de anfitrión al enólogo Manuel Ruiz Pedreira. De una colaboración joint venture, entre dos hombres de vino como Michel Rolland y Javier Galarreta, surge el proyecto de una marca comercial que aúna diferentes expresiones varietales en función de cada zona vitivinícola. La que hoy ocupa el protagonismo del blog representa a Rioja, con un vino tinto monovarietal de la casta tempranillo. Me comenta Ruiz Pedreira tras la cata del vino que tal vez el RG Rioja pueda definirse como una interpretación francesa de los vinos tintos de la denominación de origen Rioja, un vino que en efecto faculta la tempranillo pero dándole una consideración foránea, como si los aires bordeleses hubieran mecido su personalidad. Algo de eso hay. Dudo que esta referencia, catada a ciegas, sea reconocida como un vino de Rioja, así sin más comentarios. Y eso, acreditando roble americano, que no francés, como por error manifiesta la contraetiqueta.
Tras la vendimia, se procede en bodega con una selección del grano mediante el uso de una mesa óptica, logrando detalle selectivo y una separación del raspón sin someter la uva a estrujado. Prolongadas maceraciones a baja temperatura que se llevan a cabo en barricas de madera de roble con el sombrero sumergido. Remontado natural por gravedad y prensado neumático vertical, dando paso a la fermentación maloláctica que tiene lugar en barricas de madera nueva de roble americano.
Crianza de diez meses en idéntico perfil de madera de roble. Cuatro meses más de afinado en botella, antes de salir al mercado.
En copa parada esgrime un cromatismo apicotado de muy buena intensidad, con reflejos púrpura y
grana, afinando en la cercanía olfativa recuerdos de fruta roja en sazón, especiados dulces, lácticos y tostados suaves, con alguna seña de flores rojas en segunda instancia y un perímetro balsámico en la fragancia que aporta prolongación serena al perfume.
Boca golosa, buena fruta, con una estilizada y sabrosa punta de acidez, envolvente y equilibrado, con la influencia del roble americano bien integrada en el conjunto, taninos maduros y pulidos, hay notas untuosas que conducen junto con la personalidad de la tempranillo hacia una estupenda persistencia. La retronasal elogia los recuerdos de cerezas y ciruelas rojas, pétalos florales y una escolta de vainillas y coco, lácticos y un guiño tostado más lejano, abriendo después nostalgias de regaliz y una compuerta de sapidez.
Tiene llegada y buen alcance, lo califico en su edición de añada 2011 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario