martes, 10 de mayo de 2016

Celler Pahí Gaubança Carrusel 2014



La familia Pahí lleva elaborando vino desde mediados del siglo XIX, afincados en la localidad de Poboleda, allá en el Priorat. Con varias fincas en propiedad y con la dirección de Ramón Pahí, estamos delante de un vino carrusel, que gira y gira sin parar, sorprendiendo desde el primer instante con una explosión de fruta, amable y longeva, con el carácter de la zona vitivinícola a la que pertenece, segregando perlas de viveza y dinamismo, con un goloso punto de dulzor que llena la boca y que en los primeros minutos de su cata desconcierta. Parece que estuviéramos ante un espumoso tinto, que sin embargo va reduciendo ese perfil a medida que transcurre un tiempo. Conjunción varietal en esta añada de las castas cariñena, syrah y garnacha, tras la vendimia selección manual en mesa con posterior manejo individual de cada tipo de uva. Macerado carbónico de la cariñena, y fermentativa de garnacha y syrah, con un periodo de maduración de cuatro meses en barricas de madera de roble francés.
Tras el descorche y el primer servicio en copa presenta un color apicotado intenso con reflejos violáceos, aparece una estela de carbónico que va desapareciendo al mover la copa, nariz que decreta recuerdos de fruta roja y negra en sazón, fondo balsámico, regaliz, y un insinuante sello de matorral alineado a un tono tostado muy suave.
La boca esgrime frescura, una traza de acidez no muy marcada, parece un vino surgido sólo de un proceso de maceración carbónica, con las influencias del roble muy relegadas a segundo plano. Gay en boca una sensación de ducha de fruta, con magnífica persistencia y una retronasal que habla de cerezas, fresas y moras, regaliz e infusión de té, alguna muesca de hierbas aromáticas y matorral, y un  punto tostado que aquí se muestra aún más leve que en la fase aromática.
Hay fruta en este carrusel del Priorat.
Lo califico en esta añada 2014 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario