martes, 3 de mayo de 2016

Bodegas Mitarte Viura 2015




En agosto del año 2015 publiqué en este blog mis impresiones sobre esta misma referencia, en aquella oportunidad en relación a la edición de cosecha 2014. Hoy con la diferencia que marcan las vendimias, traigo a este espacio, gracias a la desinteresada colaboración de la familia Gil, mis conclusiones sobre la añada suguiente, la del 2015.
Siempre con la viura, perla riojana por excelencia, como protagonista, estamos delante de un vino blanco que se elabora con fruta procedente de cepas que acreditan una antigüedad de más de cuarenta y cinco años, mediando vendimia manual y macerado en frío cuando la uva llega a bodega. Sangrado del mosto y proceso de fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura. En copa parada ofrece un cromatismo amarillo pajizo brillante, con reflejos acerados y verdosos, muestra señas de lozanía con presencia carbonica muy fina. En nariz hay recuerdos amplios de fruta, cítricos, manzana y alguna lejana nostalgia de plátano, esta no muy marcada, con segunda instancia herbal y tímidamente floral, envolviendo la fragancia con algunas nostalgias balsámicas, hinojo. Boca que abre con una mueca golosa, la fruta presente y marcando el avance, prolongada nota de acidez, media untuosidad, con la retronasal declarando evocaciones de limón, manzana verde y designios silvestres de hierba húmeda y resinas.
Adopta en el perímetro apuntes muy finos de almendra y un sello de hinojo.
Longitud en el final. Lo califico en esta añada 2015 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario