sábado, 28 de mayo de 2016

Adega Maior de Mendoza Fulget Albariño 2015



Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega familiar acogida a la denominación de origen Rías Baixas por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de varias muestras de sus referencias principales, al objeto de mi cata y análisis personal. Bajo el mando enológico de Cristina Mantilla, este Fulget en su edición de cosecha se elaboró en perfil monovarietal con uvas procedentes de quince hectáreas de viñedo agrupado en la legendaria zona del Valle del Salnés, con una edad media de las cepas de veinticuatro años.
Vendimia manual con traslado frigorífico de la uva a bodega, en donde se procede con una maceración pelicular en frío de cinco horas. Fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura, que se prolonga durante poco más de veinte días, acabando con una maloláctica en idénticos continentes.
En copa parada afirma un cromatismo amarillo pálido y brillante con reflejos verdosos, nariz que lleva enviando recuerdos de fruta cítrica, manzana y albaricoque, apunta en segundo plano aromático avales florales blancos y arrullos balsámicos y herbales, estos de menos marca.
Buena profundidad en el perfume, arrancando en boca con señales de golosura y equilibrio. Traza de acidez con prolongación, ciertas notas de untuosidad, con media envolvencia y un medio alto punto persistente. La retronasal habla de manzana verde madura, limón y menos intenso albaricoque, un fondo de ciruelas claudia, camomila y ortiga blanca, débil hinojo y alguna nostalgia de hierbas silvestres.
Acredita buen nivel de llegada y alcance, lo califico en su añada 2015 entre recomendable y muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario