jueves, 14 de abril de 2016

Weingut Leo Fuchs Riesling Klottener Brauneberg Trocken 2012




Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega alemana por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura vitivinícola mediando el envío de esta muestra de una de sus referencias presentes en el mercado.
Con la influencia del terreno del Mosel alemán, estamos delante de un vino blanco de corte amable, que prende la fuerza de la Riesling dando además un plus beatífico de fruta tropical, buen conjugado en la fase aromática, con un punto de dulzor en el avance por boca que lejos de identificar recuerdos confiteros, proclama con peculiar identidad la presencia de una uva marcada por las influencias del terreno donde nace, crece y se vendimia.
En copa parada deja un cromatismo amarillo brillante con reflejos dorados tenues, manifestando en su proximidad aromática recuerdos de piña y mango, pera y lichis, menor cuadro de testigos florales y una nota balsámica que redondea el perfume.
No ofrece muchas claves de complejidad, pero es la fruta quien impera con un marcado perfil sugerente. Boca que abre con golosa expresión. Despliega una media alta traza de acidez, con influencias edulcoradas que cubren el paladar, seña grasa y en el fondo un punto de frescura que aporta prolongación. Media alta persistencia, tal vez pueda pedirse un escalón más de llegada. La retronasal habla de frutas tropicales, membrillo y ciruelas claudia, menos testigos florales que los desplegados en la fase aromática, con el epílogo que añade descriptores balsámicos y ligeramente minerales, estos en tono de insinuación.
Lo califico en esta añada 2012 como recomendable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario