domingo, 24 de abril de 2016

Weingut Forstmeister Geltz Zilliken Saarburg Rausch Riesling Kabinett 2014


Mi agradecimiento a los responsables de esta bodega del Mosel alemán por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de varias muestras de sus principales referencias. Estamos delante de un vino blanco elaborado de modo monovarietal con uvas de la casta Riesling, fruta vendimiada en parcelas del dominio, que acreditan un terreno de composición pizarrosa, y de origen y materia devónica. Es un vino que en su proceso de vinificado incluye maduración en fudres de madera y que conjuga un magnífico equilibrio entre la portentosa fruta y las influencias sensibles de la madera. En copa parada exhibe un cromatismo amarillo brillante con destellos pajizos y dorados. Tiene una nariz en donde surgen, en el inicio, suaves matices golosos que recuerdan a melocotón de viña, piel de naranja, ciruelas claudia acompotadas, fino punto cítrico que realza la fragancia y amplias señas florales blancas y amarillas. Fondo balsámico muy ligero que aporta fondo al perfume. La boca es golosa, tiene un aire muy presente en el avance, que promulga un sabroso tono de dulzor, comedido, y siempre compenetrado con la traza de acidez. Exhibe músculo y credenciales de untuosidad, con una envolvencia que junto a la afable persistencia, sustancian la estructura innegable de un vino blanco emotivo y muy expresivo. Es en la retronasal cuando la fruta se abre con mayor intención, con atributos confitados suaves y la sensación personal de estar mordiendo piezas de melocotón, albaricoque y gajos de naranja escarchados. Amplio en sus modales, en el capítulo final desliza un golpe de mineralidad que personalmente me ha traído recuerdos de roca húmeda. Lo califico en esta añada 2014 como muy recomendable. Dulzura y acidez, aliadas para dar empaque a un vino que en todo momento habla de fruta con quilates.


No hay comentarios:

Publicar un comentario