martes, 19 de abril de 2016

Pedro Peciña Vitivinicultor El Vino Pródigo Placeres Sensoriales 2015




Mi agradecimiento a Pedro Peciña por su desinteresada colaboración con este espacio de difusión de la cultura del vino, mediante la entrega en mano de tres muestras de sus principales referencias, dos de las cuales han precedido a la de esta entrada del blog, en fechas pretéritas.
Vinos cómodos los de Pedro Peciña, que hablan de buena fruta, de cuidada elaboración, de franqueza y pureza varietal, sin concesiones a maderas enmascarantes y demiurgos ó prepotentes recursos.
Este Placeres Sensoriales en edición de cosecha 2015 prende la llama de la tempranillo de Rioja, con una carga de fruta emocionante, sabrosa y muy equilibrada. Maceración carbonica dicharachera, de esos vinos de la histórica denominación que aparte de sus testigos de cata, que luego comentaré, y como bien afirma su elaborador, trae nostalgias más amplias y costumbristas. A él las meriendas con amigos a la vera del Castillo de San Vicente de la Sonsierra, con su abuelo presente, a mí los almuerzos con mi aitite en la huerta de Haro, en donde mis primeros aleteos vinícolas me dieron estampas parecidas a las reflejadas con la cata y degustación de este vino. Tradición y romanticismo, que a fin de cuentas este fascinante mundo del vino tiene mucho de experiencias y sensaciones.
En copa parada pincela un color apicotado de buena intensidad, con reflejos violáceos y purpúreos, asomando en la proximidad olfativa recuerdos de fruta roja en sazón, se nota el raspón y además de un modo sugerente y agradecido, con un tenue sentido floral y un perímetro balsámico que afirma el empaque aromático de un vino muy expresivo.
Boca golosa, jugosa, con cierta condición musculosa en cuanto a la fruta madre presente, paso sabroso e intenso, hay nostalgias crepitantes, buena frescura que llena boca y paladar.
La retronasal insiste en fresas de mata y cerezas, con algunas notas de pétalos florales rojos y en menor medida violetas, finalizando en balsámicos que emiten evocaciones de regaliz.
Lo califico en esta añada 2015 entre muy recomendable y más que muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario