martes, 26 de abril de 2016

Fattoria Petriolo Chianti 2012




Con fecha del veintiocho de diciembre de 2015 publiqué en este blog mis impresiones de cata sobre la referencia Chianti Riserva en edición de añada 2011 de esta misma bodega de la Toscana y más en concreto de la bella localidad de Incisa in Val D'Arno.
En esta ocasión y agradeciendo de nuevo la colaboración desinteresada nde los responsables del dominio, traigo al blog esta otra referencia acogida también a la denominación Chianti, que corresponde al vino tinto básico de la bodega en su edición de vendimia 2012.
Base mayoritaria de uvas sangiovese, con menores aportes de colorino, canaiolo nero y cilegiolo. Fruta vendimiada en viñedos de la propiedad localizados en el municipio de Rignano sull'Arno, en una altitud de trescientos metros sobre el nivel del mar y acreditando un origen del Plioceno, composición arcillo calcárea.
En su vinificado hay espacio para una maceración con pieles seguida de la fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable bajo control de temperatura.
Crianza en idénticos continentes con un paso ligero por barricas de madera de roble y un mes de afinado en botella antes de su salida al mercado.
En copa parada define un cromatismo apicotado de notable intensidad con reflejos grana, nariz que amanece con la fruta escondida detrás de algunas señas que recuerdan tostados y que según se airea el vino, se agazapan para que las nostalgias de las drupas rojas confitadas expresen mayor intensidad.
Hay esencias aromáticas de tiza en segundo plano, con un registro que se me plantea como mineral, encendido por detrás de recuerdos de cerezas y ciruelas. Eje balsámico de fondo.
La boca abre con fluidez, aunque se percibe un punto de buena concentración frutal, prolongada traza de acidez, plantea viveza y unos taninos maduros y pulidos, dejando una sabrosa persistencia.
Retronasal que habla de cerezas y ciruelas rojas, matiz tostado muy en clave de granos de café y un fondo balsámico y mineral que prolonga su expresión.
Aparentemente un vino sencillo, tras catarlo emociona por su complejidad y por una franca y agradable intensidad de la fruta.
Lo califico en esta añada 2012 como muy recomendable.




No hay comentarios:

Publicar un comentario