jueves, 14 de abril de 2016

Domaine de Cézin Rosé 2015




Mi agradecimiento a Amandine y Xavier Fresneau por su desinteresada colaboración con este espacio  divulgador de la cultura del vino, mediante el envío de varias muestras de sus principales referencias.
Comienzo mi exposición con este rosé en edición de añada 2015, vino que se elabora de modo monovarietal con uvas de la casta pineau d'Aunis también conocida como Chenin Noir, abundante en las zonas vitivinícolas del Valle del Loira, Anjou y Touraine.
Coteaux du Loir, apelación que fue loada por el apodado Príncipe de los Gastrónomos, Curnonsky, escritor francés que desplegó toda su capacidad creativa a lo largo de la primera mitad del siglo XX, con más de sesenta libros temáticos a sus espaldas, a la par que múltiples artículos periodísticos, ofrece un privilegiado entorno en donde la influencia de los bosques vecinos y una buena climatología acorde al ciclo vegetativo de la vid, se encargan de dar a esta varietal una magnífica condición. Fruta vendimiada en las parcelas del dominio que acreditan suelos de composición caliza sedimentaria, con arcilla y pedernal, y que se ve influenciada por un clima templado oceánico con influencias continentales.
Tras el proceso primario de despalillado del fruto, se desarrolla la vinificación en depósitos de acero inoxidable.
En copa parada ofrece un cromatismo rosa grosella con reflejos piel de cebolla, matices cobrizos suaves y buen brillo. Nariz que amanece con recuerdos de frutos rojos en sazón, buen punto de frescura aromática, con una segunda instancia en donde avanzan balsámicos y un punto que evoca una mineralidad terrosa que envuelve a la fruta por momentos, dándole un peculiar aporte y añadiendo evocadoras señas silvestres de buena complejidad. Tiene una buena intensidad aromática.
La boca es amable desde el comienzo, a los testigos de frutos rojos añade una nostalgia de confitura de albaricoque y una sabrosa traza de acidez. Fresco y con longitud expresiva, esgrime una buena persistencia en donde el recreo de la fruta es notorio.
Retronasal que habla de cítricos suaves, grosellas y cerezas, guía breve de albaricoque, con un suave punto herbal de segundo plano y los balsámicos, minerales y silvestres cubriendo la retaguardia de la fruta, junto a un recuerdo pedregoso húmedo que prolonga su expresión.
Lo califico en esta añada 2015 como muy recomendable.




No hay comentarios:

Publicar un comentario