viernes, 22 de abril de 2016

Bodegas Castillo de Sajazarra In Vita Rosé 2015




Mi agradecimiento a Jabier Marquínez por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediante el aporte de esta muestra de su nueva etiqueta, que nos presenta a un hermano del In Vita blanco, el rosado de Alella en edición de añada 2015, catado durante una reciente visita de trabajo a la bodega de la localidad de Sajazarra.
Conjunción varietal de las castas syrah y garnacha, con vendimia manual realizada el primer día del mes de setiembre, conservando el fruto en frío la primera noche y procediendo después con una selección en mesa y con un posterior prensado neumático, seguido por una breve maceración.
Fermentación alcohólica durante veintiocho días bajo control de temperatura, siguiendo con una permanencia en lías que se extiende durante cuatro meses.
En copa parada defiende un cromatismo rosa asalmonado, con algunos reflejos coralinos más tenues, apunta en la proximidad aromática nostalgias rojas frutales y algún guiño floral suave, manteniendo en el lecho olfativo sensaciones balsámicas no marcadas en exceso. No es un rosado de abundantes matices de complejidad en nariz. La boca arranca golosa, con los recuerdos de la fruta bien matizados, media traza de acidez que se pronuncia con longitud, junto con un apunte de influencia de las lías que le da un perfil cremoso y de suavidad.
Según el vino se templa en la copa va ampliando su capacidad expresiva, va de menos a más.
En ese mismo sentido y en la retronasal, junto con evocaciones de cerezas y frambuesas, se marcan testigos florales y aquí también herbales, deslizando en el epílogo una brisa balsámica que nace tímida y que prolonga con orgullo la intensidad del vino.
Lo califico en esta su añada ópera prima, entre recomendable y muy recomendable.

2 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta. Parece que está rico, rico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Iñigo por tu comentario
      En efecto lo está ...

      Eliminar