lunes, 21 de marzo de 2016

Weinhaus Landmann Staufen Spätburgunder Barrique Selection Schlossberg 2013




Mi gratitud hacia esta bodega alemana por su desinteresada colaboración con mi espacio divulgador de la cultura del vino, mediando el envío de varias muestras de sus referencias, siendo la presente la primera de ella que tras pertinente cata, incluyo en el blog.
Peter y Judit Landmann al frente de un dominio localizado en la zona vitícola  de Baden Wurtemberg,  que defiende en el mercado una amplia galería de diferentes etiquetas y varietales, de las que destacan un grupo de vinos elaborados con uvas procedentes de los viñedos asentados en la zona Schlossberg, nombre del monte localizado en las inmediaciones del casco antiguo de Friburgo, desde cuya cima se logran grandes vistas de la ciudad.
Spätburgunder matizada durante el proceso de vinificado con madera nueva de roble que le sirve de continente durante la maduración. Cromatismo en copa parada que define tonos rojo picota ligeros, con algunos reflejos púrpura y grana, nariz que exhibe recuerdos de frutos rojos maduros, al principio algo taponados por la influencia de la madera, el principio cerrado va abriéndose y logra catapultar memorias más francas de cerezas y frambuesas, matizadas desde un segundo plano por notas florales, muy finos balsámicos y en el perímetro apuntes de mineralidad, que se concretan en notas de grafito.
Boca fluida en el arranque, con una media traza de acidez, el vino despliega frescura y cuando alcanza el paladar deja cierta sensación abrupta, como si en su alma existiera un punto alcohólico un tanto descentrado que revoluciona la esencia misma de una Spätburgunder amable y sutil.
Taninos maduros y fundentes, débil nota de astringencia, con una mayor focalización de los descriptores cuando llego al análisis retronasal. La fruta roja se muestra más licorosa, menos marca de pétalos florales rojos, similar concepto balsámico y tostados a mi juicio un tanto dominantes ó al menos con esa vocación. Me da pena que la madera invada por momentos el espacio de la fruta.
Acaba con un grandilocuente punto que recuerda mina de lapicero.
Lo califico en esta añada 2013 entre aprobado y recomendable.
Le pido un punto más de sutileza sobre todo en lo que yo denominaría una nota invasiva de la madera y un cierto desequilibrio alcohólico en su avance por boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario