lunes, 21 de marzo de 2016

Talai Berri Txakolina Finca Jakue Añada 2014




Tercera de las muestras enviadas de modo desinteresado por los responsables de esta bodega guipuzcoana, acogida a la apelación Getariako Txakolina, al objeto de mi cata y análisis personal, hecho que como ya hice en otras dos entradas anteriores del blog, dedicadas a otras tantas referencias de Talai Berri, aprovecho para agradecer.
La Hondarribi Zuri en plenitud con la presencia en su vinificado de procesos regulares de battonage, removido de lías, que conceden al vino más amplitud y estructura, con algunas notas grasas que se perciben en el paso por boca.
Lo que más me apasiona de este Finca Jakue, es sin duda alguna, la vibrante traza de acidez, un músculo que desde el perfil cítrico y fresco aporta en boca y paladar una seña prolongada de fruta y dinamismo, con un punto salino muy suave que redondea la descripción.
En copa parada afirma un cromatismo amarillo pajizo brillante con algunos reflejos acerados, mostrando guiños en nariz que recuerdan manzana, pomelo y pera, fundando en segunda instancia memorias herbales y florales que retozan entre evocaciones balsámicas y minerales.
Boca golosa, profunda en cuanto a expresión de fruta, con la traza de acidez sabrosa y prolongada, envolvencia y media nota grasa, con la retronasal enviando similares impresiones a las reflejadas en la fase olfativa.
Prolongado, finaliza con un punto de marinas memorias, que logra emocionar.
Desde la tradición del txakoli blanco hasta nuestra copa, un vino sugerente.
Lo califico en esta añada 2014 como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario