sábado, 12 de marzo de 2016

Château La Tulipe de la Garde Merlot Prestige 2012



Segunda de las muestras enviadas de modo desinteresado por el simpático Ilja Gort, el viticultor alemán afincado en Saint-Emilion, al objeto de mi cata y análisis personal. Hermano mayor de la referencia catada y comentada en este blog el pasado 4 de febrero de 2016, me sitúo delante de un vino tinto de Burdeos que conjuga una base varietal mayoritaria de la casta merlot, con un aporte menor de cabernet sauvignon, con una maduración en barricas de madera de roble francés, siempre bajo la supervisión externa del equipo de Michel Rolland.
Esgrime en copa parada un cromatismo apicotado de buena intensidad, con reflejos púrpura, oscuro y brillante, marcando en la cercanía aromática recuerdos de fruta roja y negra en sazón, con alguna notas especiados procedentes de la madera, con guiños olfativos balsámicos y suaves tostados de fondo, equilibrada complejidad.
Boca golosa, con una media alta traza de acidez, escenifica frescura, con paso amable, sin excesos de profundidad, más bien fluido, perfil de vino de trago fácil. Taninos maduros y pulidos, con una buena prolongación, escenifica en los recuerdos retronasales ciruelas, moras y frambuesas, con notas de fondo que me han evocado notas mentoladas muy ligeras, con un epílogo este plasma detalles tostados y ahumados.
No es un vino floral, si evidencia recursos descriptores frutales.
Lo califico en esta añada 2012 como recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario