jueves, 10 de marzo de 2016

Champagne Copinet Marie Jardin Sauvage Brut




Mi agradecimiento a Marie-Laure Kowal-Copinet por su desinteresada colaboración con este espacio divulgador de la cultura del vino, mediante el envío de algunas muestras de sus referencias. Siempre es un sincero honor divulgar mis ideas sobre el fabuloso universo de la Champaña, y en el caso que me ocupa de un modo especial por difundir una de las tres referencias que esta mujer de las burbujas francesas elaboró, basada en una vieja viña de la casta chardonnay que su padre Jacques Copinet plantó en la década de los años setenta. Con las mismas uvas, la misma vinificación e idéntica cuvée, Marie-Laure dió una vuelta de tuerca variando el dosage, siendo este Jardin Sauvage un zéro, en donde la fruta chardonnay se perfila con una dosis magnífica de frescura y equilibrio, aportando en copa parada un cromatismo amarillo pajizo con algunos reflejos acerados y buen brillo, asomando en nariz sensaciones que recuerdan a fruta cítrica, blanca, con un buen apunte floral de segunda instancia, balsámicos y punta suave de levaduras, marcando en el final una mueca de mineralidad, breve pero precisa, que se despliega en una fragancia de tranquilidad salina.
En boca arma una entrada en donde la fruta se muestra plena y franca, frescura y una traza de acidez bien prolongada, sin estridencias, amable, burbuja fina, media untuosidad con sensaciones de pureza y buena identidad varietal. El paladar agradece su paso, tiene buena medida de alcance, dejando en la vía retronasal evocaciones de limón, manzana verde, jazmín y ortiga blanca, con un retorno final de hinojo y heno, que dejan paso final a una ferviente y más marcada que en la vía olfativa, nota salina.
Lo califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario