lunes, 21 de marzo de 2016

Champagne Aurore Casanova Brut




Referencia blanc de esta bodega de la Champaña, que tal y como ya referí en una entrada de este mismo blog, cercana en el tiempo, está patroneada por una afamada bailarina de ballet que colgó las tablas para iniciar un proyecto con burbujas, para gozo y disfrute de quienes valoramos los vinos espumosos de Epernay y sus viñedos legendarios. Son historias como esta, las que ayudan a engrandecer en alguna medida el fascinante universo de la cultura vitivinícola.
Tras catar en primer lugar la referencia rosé y en sede de la residencia del Embajador de Francia en España, quise ampliar mis conocimientos sobre el trabajo que el equipo profesional de Aurore Casanova realiza. Por ello, y habida cuenta de mi amplia satisfacción con el rosado, me acerqué a la mesa de catas dispuesto a bucear en este brut, realzado a base de una conjunción varietal de pinots y chardonnay, con un treinta y seis porcentual aproximado de vinos de reserva de cinco años.
Base de vinos de la añada 2011, manteniendo durante un periodo de ocho meses en depósitos de acero inoxidable para afirmar su maduración y guarda de afinado de tres años, que precede al degollado que se realiza con un tiempo mínimo de seis meses antes de su lanzamiento al mercado.
Dosage de nueve gramos por litro, afirmando en copa parada un cromatismo amarillo brillante con reflejos dorados, fino rosario de fina burbuja, con despliegue mantenido y regular, dando en nariz sensaciones de fruta cítrica, en primer término, completadas con una galería en la que aparecen memorias de manzana, pera y lichis, aportando en segunda instancia evocaciones florales ligeras, levaduras e hinojo, este menos marcado, y completando la descripción con guiños balsámicos certeros. La boca amanece bien perfilada, traza de acidez que se prolonga en el avance, equilibrado y amable en el paso, da un apunte de salinidad cuando alcanza el paladar y afirma la presencia de una buena chardonnay. Untuosidad media, dando un tono cremoso y apacible, buen perfil de persistencia.
La burbuja no percute, antes bien deja un reguero de viveza y frescura, acoplada de buen grado al conjunto. Retronasal que resalta las notas de frutos cítricos y blancos, dibujando en un segundo plano memorias florales, de levaduras y un perímetro balsámico que precede a una brisa salina emparentada con los condicionantes legendarios de las tierras de Epernay.
Lo califico como muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario